Viernes, 26 Octubre 2018 17:24

Un gran visionario. Destacado

Unas semanas atrás, a cada uno de los expresidentes del organismo que represento les agradecimos su trayectoria en ocasión del cuarenta aniversario de la asociación. Afortunadamente asistió la mayoría de ellos, aunque por cuestiones de salud no pudimos tener presente a Don Carlos Pinto Vargas, quien por desgracia partió recientemente.

 

Como al resto, a Don Carlos siempre le reconocimos su trayectoria, el que nos hiciera mirar con retrospectiva, el que nos aconsejaba valorar nuestra misión y constantemente recomendaba analizar nuestro papel en Mexicali y en el estado de Baja California.

 

Don Carlos fue una gran persona. Con su visión desde hace cuatro décadas para crear un organismo representativo de las maquiladoras. nos deja un gran legado para que cada día seamos mejores en nuestro servicio, en el trato con las empresas; en otras palabras, que reiteráramos el compromiso de representatividad que como organismo operamos.

 

Afortunadamente con él tuvimos varios eventos locales y nacionales con nuestro consejo nacional. Por eso más de una vez le agradecimos el que estuviera velando por tener más beneficios a las empresas, por atraer empleos, por defender la calidad de la mano de obra de quienes colaboramos en la manufactura de exportación.

 

Es oportuno recordar que en 1978 un grupo de ejecutivos de maquiladoras y empresarios tuvieron la visión de formar la Asociación de Maquiladoras de Mexicali, iniciativa de Don Carlos para comenzar con tan sólo 18 empresas. Lo motivó la necesidad de tener una representación ante el Gobierno y crear las primeras normas y regulaciones para las operaciones que existían en ese momento y lo que ya venía de algunos años antes, como fue el decreto de la industria maquiladora. Paso a paso y desde finales de los años setenta, nos ayudó a contribuir y construir el bienestar de las familias, de la comunidad.

 

Incasablemente, un hombre de noventa años nos impulsó y ayudó a formar una familia de cachanillas comprometidos con la comunidad que nos arropa. Como no recordar su participación en nuestras sesiones de Consejo, en nuestras asambleas, en las convenciones del consejo nacional; cómo no reconocerle su entusiasmo a la hora de organizar la convivencia y los eventos deportivos con los trabajadores de nuestras empresas afiliadas, los cuales al paso del tiempo se constituyeron en las MaquiOlimpiadas.

 

En suma, su visión e involucramiento nos impulsaba a ser cada día mejores, a querer reforzar nuestro compromiso de representatividad empresarial, a poner en alto el nombre de Mexicali aunque él hubiera nacido en la ciudad de México.

 

Recordaremos por siempre el legado de Don Carlos Pinto Vargas, de nobles virtudes, un buen ser humano, un gran visionario.

 

** El autor es Presidente de Index Mexicali

y Director de Recursos Humanos para LatinAmérica en Newell Brands.