Miércoles, 23 Noviembre 2016 16:00

Trascender, propósito de la innovación

Salvador Maese Barraza *

 

Durante cinco décadas, pero más en concreto desde hace unos veinte años con la incorporación al TLCAN, considero que las empresas y quienes trabajamos en la industria maquiladora y manufactura de exportación, hemos aportado experiencias, capacidades, talento y conocimientos para ayudar a otras organizaciones y también a distintas autoridades, para aprovechar las ventajas de la innovación en un entorno cambiante y, a su vez, más demandante.

 

En ese sentido, es que ahora con una visión de futuro impulsamos en Mexicali el Centro MIND (México, Innovación y Diseño), para conectar a representantes de la academia, del gobierno, inversionistas, emprendedores y organismos empresariales, para impulsar el cambio en un contexto industrial en donde la innovación y la creatividad son indispensables, en donde, como en la manufactura, debe retarse a la producción y a los materiales tradicionales.

 

La innovación ha ido transformando a las maquiladoras desde los años sesenta (y hasta los principios de este siglo) y ahora como IMMEX desde el año 2007, ha sido coadyuvante en un largo proceso; menciono largo porque ha pasado desde el ensamble hasta lo hecho en México, desde la integración hasta la dinámica logística, desde procesos de empaque y selección hasta el diseño de partes para avión y moderno equipo electrónico de telecomunicaciones.

 

Más de unos se preguntará ¿Por qué impulsar en Mexicali proyectos de innovación? Como lo veo, porque vivimos en un mundo cambiante, porque la empresa, organización y personas que no innovan tienden a sucumbir; puesto que como personas activas en un ambiente global sabemos escuchar a los clientes e inversionistas, además de que sabemos generar ideas a partir de nuestras competencias; porque queremos ser amigables con el medio ambiente y también reiterar el compromiso con la sociedad.

 

Una de las finalidades de este esquema MIND (que puede parecer ambicioso, pero que por mucho de nosotros es beneficioso impulsarlo) es lograr un esquema ganar-ganar; por eso los planteamientos de formar alianzas estratégicas, de colaborar, de seguir aprendiendo, de compartir tecnologías, de replantear la forma de hacer negocios.

 

Por eso se le concibe como una especie de incubadora de proyectos productivos enfocados al uso de la alta tecnología en la industria, el comercio y el campo, aclarando que el primero de estos centros se concibió y encuentra en la ciudad de Guadalajara en donde se desarrollan procesos en actividades de manufactura, diseño, alimentación, vivienda y moda, por mencionar algunos ejemplos. Por su parte, el centro MIND Mexicali pretende dar asistencia a la región noroeste del país, siendo el segundo de ocho previstos a nivel nacional pues los restantes estarán en la Ciudad de México, Chihuahua, Hidalgo, Nuevo León, Querétaro y Yucatán.

 

En suma, amigos lectores, estamos viviendo con rapidez una nueva realidad, que además avanza de la mano de la tecnología; por eso el reto de los líderes y de organismos como el que me honro en presidir, no es mantenerse en el cambio sin enfrentar la evidente oportunidad… y en Mexicali sabemos aprovechar las oportunidades.

 

* El autor es Presidente de Index Mexicali y Director de Recursos Humanos para Latin América en Newell Brands.